Almohadas

Almohadas de calidad para tu descanso y salud corporal. En Gauus te proponemos gran variedad de calidades y posibilidades en almohadas de látex, viscoelástica, collarines cervicales, riñoneras de viaje, etc. Todos los productos de cama y viaje para aliviar tus problemas de espalda y cervicales y hacer de tus horas de descanso un placer diario.

47 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

47 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

Saber más sobre Almohadas

Definición de almohada.- La almohada o también llamada cabecera, es una pieza mullida para apoyar bien la cabeza durante las horas de sueño, esta se coloca en la parte superior de la cama sobre el colchón. El objeto principal de la almohada, es el de mantener lo más recta posible nuestra columna vertebral, rellenando la parte del cuello, para así evitar tensiones musculares y relajar la parte de nuestra nuca, lo cual nos ayuda a tener un sueño y reposo tranquilos.

Remontándonos a su historia, al principio solo la usaban las clases altas de la sociedad, se han encontrado restos de almohadas en tumbas de Egipto, también en China (cajas con materiales duros como madera o porcelana) con motivos ricamente decorados, siglos después se conocen en la Europa Medieval, pero es mucho después con la llegada de la revolución industrial en Europa cuando comienzan a fabricarse para su comercialización.

Actualmente las almohadas forman una parte insustituible de la ropa de cama que se coordinan con los juegos de sábanas para vestir la cama.

La almohada normalmente consta de tres partes:

   -Una pieza interior no muy blando que es la que le da la consistencia a la almohada.

  - Una funda interior cosida totalmente para cubrir la anterior pieza.

  - Una funda exterior con una cremallera, botones, lazos etc., que se pueda retirar para su fácil lavado ya que es la parte que está en contacto con la cabeza.

Las medidas de las almohadas, siempre coinciden con el ancho de la cama, las más habituales suelen ser: 67 cm, 80 cm, 90 cm, 105 cm, 135 cm y 170 cm.

VAMOS A AYUDARTE  A ESCOGER TU ALMOHADA.

Al igual que es sumamente importante escoger un buen colchón para dormir y descansar bien, no es menos importante la acertada elección de la almohada. Partiendo de la base de que prácticamente un tercio del día lo pasamos en la cama, quiere decir que un tercio de cada día de nuestra vida, tenemos situada nuestra cabeza y nuestra nuca en una almohada, por lo tanto esta debe de ser muy cómoda y que mantenga la columna vertebral y nuestras cervicales en la postura correcta para un perfecto descanso.

Una de las cuestiones básicas para escoger una almohada es saber cómo dormimos, si boca abajo, boca arriba, de lado, si no estamos seguros pues es muy sencillo, preguntemos a nuestra pareja, a nuestros padres, hermanos etc.

Sobre si es mejor o peor dormir de alguna de las formas, no hay regla segura puesto que cada persona dormimos de maneras distintas y a cada uno le va mejor la suya, la prueba palpable de ello es que nos levantamos descansados tanto los que dormimos de lado, los que duermen boca abajo y los que duermen boca arriba, pero si es verdad que para cada postura te podemos aconsejar un tipo de almohada diferente.

Dormir boca abajo.- Para esta postura a la hora de dormir la almohada más idónea ha de ser la más fina y más blanda que encontremos en el mercado.

Dormir de lado.- Las personas que duermen de lado, tienen que alinear el cuello con la columna vertebral, por lo tanto la almohada que deben de utilizar ha de ser gruesa y de una firmeza dura.

Dormir boca arriba.- Para estas personas, bastara con que la almohada sea de una firmeza y grosor tipo medio.

La firmeza de cada tipo de almohada viene condicionada por el tipo de relleno del cual este fabricada. Vamos pues a hablar de los diferentes tipos de rellenos que existen en el mercado.

Rellenos de espuma.- Hay almohadas con rellenos de espuma, que están fabricadas de una sola pieza de espuma, y las hay que están formadas por trocitos de espuma dentro de una fina capa de espuma. Las almohadas anatómicas están fabricadas de espuma, sus variadas formas les permiten adaptarse al cuello pero suelen dar mal resultado a muchas personas y al levantarse sufren de dolores de cuello y cervicales.

Relleno de látex.- El látex es una materia que transpira perfectamente, es antialérgico y se adapta con suma facilidad a la forma de nuestro cuello, se usa normalmente para la fabricación de almohadas de látex de grado de firmeza y grosor medio.

Relleno de Poliéster.- Es el más común de todos los rellenos de las almohadas del planeta, también son las almohadas de relleno de poliéster, más económicas del mercado y se pueden lavar sin ningún miedo. Estas suelen ser de una firmeza alta, en la mayoría de las ocasiones están constituidas por una funda de poliéster fina y en su interior trozos de relleno (si la encuentras muy dura la puedes descoser o abrir y quitar parte de estos trozos de relleno).

Del tipo Viscolastica.- Las almohadas de viscolástica, son de la misma familia que los colchones, de los cuales seguro que habéis odio hablar y su estructura está conformada de espuma de poliuretano. Al igual que las almohadas anatómicas se adaptan a la forma y la postura de nuestro cuerpo, y por eso no todo el mundo las soporta. Es conveniente si podemos probarla algunas noches antes de su compra.

Almohadas de pluma y plumón.- Tanto la pluma como el plumón son rellenos naturales y muy ligeros por lo que este tipo de almohadas son de muy poca firmeza. Estas almohadas son muy recomendables para aquellas personas que duermen boca abajo. Son de una alta calidad, y durabilidad, aunque por su característica natural a algunas personas les pueden provocar algún tipo de alergia. Normalmente no se pueden lavar.

Almohadas de gel.- Es este uno de los últimos tipos de relleno que han aparecido en el mercado de las almohadas. Normalmente están rellenas de una mezcla de espuma de poliuretano con mezcla de polioles sintéticos y naturales como el aloe-vera. Son muy frescas y enormemente transpirables y podemos considerarlas también de la misma familia que las viscoelásticas.

Hay también otros tipos de almohadas que últimamente van apareciendo en el mercado y son muy recomendables para nuestra salud, como las almohadas de aloe vera, almohadas cervicales, almohadas de cuna antiahogo, almohadas de viaje (para no extrañar la almohada del hotel etc.), y un sinfin de productos que continuamente van apareciendo en el mercado para el buen descanso y la comodidad de nuestro sueño.

Por último y para terminar nuestra batería de consejos, hay que prestar mucha atención a la funda exterior de la almohada. Nuestro principal consejo es que siempre sea de un tejido de algodón 100% y que ha ser posible conlleve tratamiento de anti ácaros y anti manchas.