Nórdicos

Lo mejor para este invierno es un nórdico y, para ello, nada mejor que la tienda online Gauus de textil hogar para comprar nórdicos y comprar rellenos nórdicos. Aquí encontrarás rellenos nórdicos de fibra, rellenos nórdicos de plumón y sacos nórdicos con cremallera y sacos nórdicos infantiles. Di adiós al frío y hola a nuestros nórdicos.

Artículos 1 a 72 de 96 totales

Página:
  1. 1
  2. 2
Configurar sentido descendente
por página

Artículos 1 a 72 de 96 totales

Página:
  1. 1
  2. 2
Configurar sentido descendente
por página

Saber más sobre Nórdicos

¿Cómo elegir un buen edredón nórdico?

 

ELECCIÓN DEL EDREDÓN NÓRDICO

A la hora de elegir un buen edredón nórdico, es importante tener en cuenta varios factores: tamaño, tipo de relleno, gramaje y el tipo de confección.

TAMAÑO: Ha de tenerse en cuenta el tamaño del colchón que va a cubrir. Se recomienda que el edredón tenga entre 90/100 cms. más de ancho que la medida del colchón.  Así pues, si descansamos en una cama de 150 necesitaremos que nuestro edredón nórdico tenga el ancho de 240 cms.; por otro lado, en un colchón de 90 cms. necesitaremos un edredón de 150 cms. Hay que tener en cuenta que si una persona suele moverse mucho durante el sueño puede necesitar un edredón de mayor tamaño para evitar destaparse. No obstante, si existe cualquier duda a la hora de adquirir tanto un relleno como una funda nórdica, lo más adecuado es consultar al vendedor, que es quien mejor conoce el producto y quien podrá aconsejarle sobre el tamaño de funda nórdica a elegir.

CONFECCIÓN: La manera en la que se confecciona la funda nórdica nos indica la calidad de la pieza. La manufactura más adecuada es la que marca el sistema denominado Kassetten. Este sistema de confección consiste en una disposición en cuadrícula de los pespuntes que sujetarán el relleno interno. De esta manera el relleno se distribuye uniformemente por toda la funda y evita que éste se desplace, garantizando la mayor capacidad calorífica del nórdico.

 

Edredón confeccionado tipo Kassetten

Edredón nórdico con confección Kassetten

RELLENO: Respecto a la elección del relleno, en el mercado encontraremos dos categorías generales: el relleno de fibra artificial y el relleno de plumas o plumón. La diferencia entre la pluma y el plumón es que la primera incluye el plumón y la caña (entiéndase el cartílago de la propia pluma); por otro lado, el plumón no incluye la caña. El plumón es más ligero y suave  que la pluma, por esto, cuanto más porcentaje de plumón tenga un nórdico mayor calidad se le atribuye.

Hace tiempo se pensaba que el relleno de mejor calidad para los edredones era el de plumas o plumón, sin embargo, hoy en día los rellenos de tipo sintético alcanzan unas calidades excepcionales, con las ventajas de evitar casos de alergia a la fibra natural, además tiene un precio más económico. Por otro lado, el relleno de plumón tiene un precio más elevado aunque el poder de aislamiento térmico es mayor debido al origen animal del material.

Referente al tejido exterior del relleno siempre se recomienda que sea de algodón, ya que es un tejido transpirable que evitará que el relleno pierda sus propiedades caloríficas.

Plumas usadas para confección de edredones nórdicos

A la derecha tenemos una muestra de pluma de relleno y a la izquierda plumón

GRAMAJE: Decida lo que se decida, bien plumas o fibra sintética, siempre se debe tener en cuenta el ambiente para el que vamos a destinar el edredón, así como las necesidades del usuario. Dependiendo de la temperatura a la que esté la habitación donde vamos a usar la prenda o de lo calentitos que nos guste estar, elegiremos un gramaje u otro. Es muy importante señalar que el gramaje no indica para nada la calidad del relleno.

Para temperaturas inferiores a 15°C se recomienda emplear un gramaje superior a 250 gr./m2 si el relleno es de fibra, o bien superior a 200 gr./m2 en caso de ser relleno natural. Por otro lado, si la temperatura es superior a 15°C se recomienda un gramaje de unos 100 gr./m2 si el relleno es de fibra, o bien inferior a 120 gr./m2 en caso de ser relleno de pluma o plumón. Estos datos siempre deben de ir en función de las necesidades térmicas de la persona que adquiere el edredón. Actualmente hay incluso fabricantes que venden un conjunto de dos rellenos, uno de mayor gramaje y otro de menos, que pueden unirse al mismo tiempo, así puede emplearse durante todas las épocas del año. No obstante, siempre es mejor consultar al vendedor quien le asesorará en su compra en todo momento.

Todo el conjunto del relleno se introduce en una funda nórdica que puede estar confeccionada de diferentes materiales como algodón o poliéster, de diferentes colores y diseños. Esta funda es la que ofrece el aspecto estético al dormitorio adaptándose a todas las necesidades, dormitorio infantil, juvenil, romántico, clásico, étnico, moderno… La ventaja de la funda nórdica es que la podemos cambiar todas las veces que deseemos manteniendo el mismo relleno nórdico, esto confiere gran versatilidad al edredón ya que con únicamente cambiar la funda nórdica nuestro dormitorio cambia de aspecto. Con la elección de la funda nórdica daremos el estilo final a una habitación.

Edredón con diseño floral

Funda nórdica con un original diseño floral